22/7/09

9 - Despierta Zac


Los chicos y yo habíamos pasado la tarde en el salón. Zac había dejado de sacudirse y ahora parecía un muerto. Yo comprobaba de vez en cuando si respiraba.

Ya era el segundo día por la noche y Kris y Rob me estaban dando las buenas noches a su manera, es decir, con bromas y estupideces. Lindsay ya se había recuperado del todo, y le había prometido a Stephenie que ella se encargaría de la educación inmortal de Zac.

Dakota se ocupaba exclusivamente de Zac. Le tapaba con una manta si tiritaba y se la quitaba cuando estaba ardiente. Le vigilaba a todas horas, impaciente por que despertara.

No me sorprendió en absoluto su comportamiento, todos sabíamos que Dakota era muy dada a proteger a los demás y siempre entendía a todos. Me pareció bonito por su parte ocuparse del joven, aunque de vez en cuando la observaba y veía la tierna manera en que ella le miraba, y entonces pensaba que a lo mejor los cuidados de Dakota no eran desinteresados del todo.

Entonces, cuando Rob y Kristen iban a salir del salón y dejarme dormir, Dakota, que aún seguía ahí y planeaba quedarse toda la noche (porque la noche anterior Stephenie la llevó hasta su habitación casi por la fuerza) gritó, asustada. Rob y Kris volvieron y todos acudieron rápidamente y se reunieron alrededor de Dakota y Zac. Me levanté con desgana, encendí la luz y me colé entre los demás para ver qué demonios pasaba.

Me quedé de piedra. Zac se estaba frotando los ojos como si se hubiera despertado de un profundo sueño, y nos miraba a nosotros, extrañado.

-¿Qué hago aquí?-preguntó.

Nos miramos entre nosotros, sin saber qué hacer. Zac se sentó en el sofá y nos miró a los ojos a todos y cada uno de nosotros. Dakota tembló un poco cuando Zac la miró y clavó la vista en el suelo, toda sonrojada. Vi la sonrisita de Johnny, al otro lado del corro que habíamos formado.

Lindsay se abrió paso entre nosotros y se colocó justo delante de Zac. Él la miró a la cara con unos ojos azules que parecían exigir delicadamente una explicación.

-Verás, Zac-dijo Lindsay con voz de mando.-No te retendremos en contra de tu voluntad, pero es mejor para todos que te quedes aquí. De hecho, estás aquí precisamente porque yo no obedecí esa norma.

-¿Lindsay Lohan?-preguntó él, aún un poco aturdido.-¿Qué pasa? ¿Por qué estoy aquí y no en el centro comercial? ¿Qué queréis de mí?

-¡Ja!, lo mismo que pregunté yo la primera vez-murmuré por lo bajo, lo suficiente para que todos menos Zac pudieran oírlo.

-Verás, Zac-Lindsay se arrodilló para que sus ojos quedasen a la altura de los de él.-Nosotros tenemos un secreto. Un secretito muy importante-Lindsay se fue acercando más y más a Zac, que retrocedió un poco asustado.-Y ahora tú formas parte de él y si dices algo a alguien lo más seguro es que nos maten a todos, ¿comprendes?

Zac asintió.

-Bien.-Lindsay se dio la vuelta y se fue caminando elegantemente en dirección a las estanterías.-Chicos, os cedo la custodia, divertíos.

Zac pareció asustarse ante la última palabra de Lindsay.

-¡Bueno, Zac!-Stephenie nos sobresaltó a Zac y a mí.-Supongo que algunos de nosotros no te inspiramos mucha confianza, así que lo mejor sería que te lo explicase todo alguien con quien puedas hablar tranquilamente, ¿no?-Zac asintió temerosamente.-¿Quién?

Zac miró a su alrededor, inquieto, y su vista se posó en Dakota. A ella se le iluminó el rostro.

-¿Yo?-preguntó ella muy bajito, no muy segura de su suerte, y Zac asintió. La sonrisa de Dakota pareció brillar más.

-Bueno, chicos, dispersaos y dejad a estos dos en paz-cuando Stephenie terminó la frase ya todos tenían alguna ocupación: Kris y Johnny jugando al ajedrez por enésima vez, Lindsay y Rihanna se enzarzaron en una discusión amistosa sobre quién era mejor jugador, Rob cogió un libro y yo recordé un asuntillo pendiente. Salí corriendo detrás de Stephenie y la atajé a media escalera.

-¡Steph!-se dio la vuelta y sonrió cortésmente.

-¿Sí?

-¿Podrías resolverme una dudilla que tengo?

-Por supuesto, ¿de qué se trata?

-Esto, a ver, cómo lo explico... sabes que Zac estuvo sufriendo durante su conversión...

-Pero no recordará nada-Stephenie me miró extrañada.

-Sí, ya lo sé, pero... según tu historia, Paulo decía que tú estuviste todo el tiempo en coma... ¿Por qué tu conversión no fue igual a la de Zac?

-Ah, eso...-Stephenie se mordió el labio.-Verás, es que cuanto más amor hay entre el mordedor y el mordido, menos sufrimiento tiene que soportar el segundo-noté como Steph se ruborizaba un poco.-Bueno, me tengo que ir, ¿algo más?-parecía que tuviera prisa por irse, como si quisiera que la tierra se la tragara. No me extraña, pero su reacción me pareció un poco demasiado exagerada.

-No, nada más.

-Ok, entonces nos vemos- salió zumbando en dirección a su habitación.

-Qué raro-pensé para mis adentros mientras desandaba mis pasos y volvía al salón.

La escena que me encontré fue insólita: Lindsay , Rihanna y Rob animando el juego de ajedrez a voces como si de un partido de fútbol se tratara; Zac riéndose histéricamente mientras Dakota le observaba con aire preocupado;no sé cuántas veces lo he dicho o pensado pero ya estoy totalmente convencida de que esto es una casa de locos.

5 comentarios:

historiadeamorcreciente ♥ dijo...

simplemente genial !! cada vez que leo tu blog quedo con ganas de mas ..eres buenisima ..espero ver que sigue ..besos ♥

Kris dijo...

jajaja... me gusto lo del ajedrez... me los imagino animando y me dan ganas de reir... jajaja. cada dia que pasa eres mejor, espero el proximo capitulo impaciente. besos!!

Sandra dijo...

¡Menos mal que Zac se despertó! Sino sería preocupante... XD ¡Espero impaciente el próximo capítulo!

Claudia dijo...

Hola he estado renovad mi blog y s nueva direccion es:
http://mysweetvampirestory.blogspot.com/

mme h gustdo muxo el capitulo de hoy!

Claudia dijo...

si mi capitulo fue corto xD pero si t digo la verdad esk no he tenido muxo tiempo y muxas gracias x seguirme