11/7/09

4 - Redescubriendo a los famosos (1ª parte)


Cuando desperté, estaba tumbada en una enorme y lujosa cama. Miré a mi alrededor.

La habitación era modesta, si bien los pocos muebles y la escasa decoración eran visiblemente caros, aunque discretos.

Al lado de la cama estaba Rihanna sentada en una silla pequeña. Al notar que había recuperado el conocimiento, me sonrió, diciendo:

-No te irá muy bien entre nosotros si eres tan propensa a los desmayos...

Su sonrisa me inspiró confianza y me incorporé lentamente.

-¿Cuánto tiempo he estado desmayada?-pregunté.

-Unos diez minutos, más o menos.

De repente, recordé la transformación de Johnny y se me nubló la vista. Miré a Rihanna con miedo. ¿También ella...?

-Todos somos así-miré hacia la entrada. Lindsay estaba ahí de pie.

-¿Así de... terroríficos?-pregunté, dudosa.

-De hecho, Johnny es el más terrorífico-respondió ella con una risita.-Los demás somos un poquito más apacibles.

-¿Por qué escogisteis a Johnny para enseñarmelo? ¿Queríais matarme del susto o qué?-estaba un poco indignada.

-Queríamos asustarte un poco para que no hicieras nada inesperado.

-O sea que esperabais que me desmayara.

-O incluso algo peor...-la miré desconfiadamente. Lindsay rió.-Pero casi nunca somos así de crueles.

Rihanna soltó una risita.

La puerta se abrió y apareció la cabeza de Dakota.

-¡Ya has despertado!-exclamó alegremente y entró dando saltitos.-¿Crees que sobrevivirás al trauma psicológico que te causó Johnny?-preguntó, con una sonrisa traviesa.

Solté una carcajada.

-Creo que sobreviviré.

-Tienes hambre-dijo de repente Dakota.

-No-dije extrañada y en ese momento me rugió el estómago.-¿Ves el futuro o algo así?

-Más o menos-respondió Dakota.-Veo cosas como el tiempo que hará mañana o si algo repentino sucederá, como un terremoto, por ejemplo, o...-soltó una risita.-...el rugido de tus tripas.

Todas nos reímos.

-¿Y todos tenéis poderes?

-No tenemos muy claro el asunto-respondió Rihanna.-Los que saben que tienen poderes los han descubierto por casualidad. Por ejemplo, Dakota tuvo una visión de una tormenta y a los diez minutos ya estaba lloviendo a cántaros-Dakota asintió con la cabeza.-Pero cualquiera de nosotros podría tener la capacidad de levitar y no lo sabría porque no lo ha intentado. Es todo muy confuso.

Alguien llamó a la puerta.

-¿Se puede entrar?-se oyó una voz masculina proveniente del exterior.

-Adelante-respondió Rihanna.

Johnny entró. Llevaba una bandeja con comida y parecía malhumorado.

-Stephenie te envía esto-dijo, señalando la bandeja con la barbilla. Me dejó la bandeja sobre las rodillas y se dio la vuelta para irse.

-Johnny-él se dio la vuelta y me miró.-Puedo llamarte así, ¿verdad?-él asintió con la cabeza.-Vale. ¿Cómo sabías que tenía hambre? ¿También lees la mente?

Johnny negó con la cabeza y me aclaró:

-Yo tengo un oído superdotado.

Y sin decir más se largó.

-Discúlpalo, es muy cerrado-explicó Rihanna.

-Pues ese poder es una basura, seguro que hasta a dos cuadras de aquí oyeron tu descomunal rugido-dijo Lindsay, sonriente.

-¡A callar, porque no te gustaría discutir conmigo sobre cuál es el poder basura!-se oyó un alarido desde el pasillo.

-Sé perfectamente cuál es-susurró Lindsay.

Johnny entró bruscamente en la habitación.

-Tú eso no me lo dices en la cara-le dijo Johnny a Lindsay con chulería.

-Venga, Johnny, sabes que es una broma-intentó tranquilizarle Rihanna.-Ya sabes que a Lindsay le gusta mucho irritarte, no caigas en su trampa.

-Sí-Lindsay sonrió con suficiencia.-Adoro irritarte.

Johnny la fulminó con la mirada y se largó marchando un portazo.

4 comentarios:

Kris dijo...

la querían matar de un susto!! jajaja... bueno sigue escribiendo!! besos!!

Greenheart dijo...

gracias tú también sigue con el tuyo que me tiene muerta de la intriga!!

Sandra dijo...

Para este blog es el premio!! Que conste que los demás me gustan mucho también, pero este me gustó más!!

Greenheart dijo...

gracias, de corazón!!